Ciberseguridad

En secundaria hemos puesto en conocimiento algunos conceptos de ciberseguridad, ya que abogamos por un entorno seguro en el uso de las tecnologías. 

Tener un dispositivo adecuado y programas informáticos claros es fundamental a la hora de protegerse de ciberataques. Además, personas responsables y con conocimientos capaces de impartir se hace primordial. Conceptos como “phishing” o “blagging”, por ejemplo, pueden ayudarnos, haciendo referencia a un ataque en el que se convence a la víctima de que aporte datos o dinero mediante un escenario inventado (generalmente una conversación online).

Estas son algunas claves para prevenir: revisar el correo del remitente cuando recibamos un email sospechoso, observar si el mismo contiene mala ortografía, advertirse si piden dinero o regalos y no contestar a desconocidos. ¿Aún te sientes inseguro?

En cuestión de contraseñas, un buen recurso para crearlas si eres una persona con memoria visual, es utilizar una cuadrícula de caracteres (dispuestos al azar) para elegirla, conforme a un patrón, que después se aprende sin necesidad de recordar la contraseña en sí.  

La semana pasada, en 3º de la ESO, pusimos en práctica otro concepto a aprender denominado “shouldering”. Los alumnos y alumnas, por parejas, han hecho de víctima y atacante, intentando escribir una frase sin que su compañero lo “mirara por encima del hombro”, es decir, hemos simulado estar en un cajero automático sacando dinero sin que nadie pudiera ver lo que escribíamos.

El siguiente paso será jugar a ser un influencer ciberseguro. ¿Te atreves?

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.